Seleccionar página

Orientados a viajeros experimentados, parejas, grupos de amigos o familias con niños, los cruceros de lujo son una nueva forma de experimentar el placer de viajar.

Hace más de 30 años que la industria de cruceros no para de crecer, inicialmente gracias a la demanda de América del Norte, seguida por Europa y últimamente por Asia.  ¿A qué se debe? Vacacionar a bordo tiene muchas ventajas:

  • Es muy cómodo: Podés visitar múltiples destinos sin desarmar la valija, un crucero es un hotel flotante que te permite amanecer cada día en un lugar distinto.
  • Es fácil de planificar: Uno elige el destino, el itinerario, la fecha y la naviera. Eso es todo, ya tenés resuelto la comida, el alojamiento, los traslados, las excursiones, las actividades a bordo. Preparar las vacaciones no se convierte en otra cosa para hacer antes del merecido descanso.
  • Hay un crucero para cada uno: Para familias, para parejas, para grupos de amigos, para románticos, para aventureros, para hiperactivos, para relajados. La diversidad de destinos, navieras y actividades hacen que las opciones sean casi infinitas. Solo hay que saber elegir.
  • Tiene un alto nivel de satisfacción: Según un estudio de CLIA (Cruise Lines International Association) el 92% de las personas que viajan en crucero afirman que volverían a tomar uno en sus próximas vacaciones.

En nuestro país los cruceros se han convertido en una opción accesible para vacacionar, con variedad de opciones que zarpan desde el puerto de Buenos Aires hacia Brasil entre Noviembre y Marzo, financiadas en cuotas y en pesos. Pero no son la única opción, para aquellos que quieren algo más existen los cruceros Premium y Lujo: Barcos medianos con casi un tripulante por cada pasajero, estos cruceros van un poco más allá y ofrecen también bebidas ilimitadas, acceso a internet, mayordomo, cabinas amplias y con balcón, entre otras cosas.

El ambiente íntimo de estos viajes permite conectar de manera más autentica con el país que se visita, explorar rincones escondidos y sumergirse más a fondo en el estilo de vidas de las personas. Los barcos más pequeños pueden visitar puertos a los que las embarcaciones grandes no pueden llegar y permite pasar la noche atracado para disfrutar de salidas nocturnas. ¿Te imaginas yendo de compras al mercado central de Helsinki junto al Master Chef? De regreso al barco te enseñará a preparar gravlax, el pilar de la cocina nórdica.

Por otro lado, es muy común contar con invitados especiales: Chefs, enólogos, deportistas, oradores, directores de cine y artistas comparten el viaje y su experiencia mediante enriquecedoras actividades durante la travesía. ¿Que tal un partido de golf con un profesional de la PGA?

Este tipo de cruceros está orientado a viajeros experimentados, parejas o grupos de amigos de 50 años o más, aunque durante Junio, Julio y Agosto los itinerarios por el Mediterráneo, Norte de Europa y Alaska suelen incentivar a las familias con niños ofreciendo tarifas especiales para menores de 18 años y habilitando espacios exclusivos para los más pequeños.

Los cruceros son todo un paquete de vacaciones, es importante conocer las características de cada destino, de la compañía naviera, sus itinerarios y beneficios. ¿Cuándo viajar? ¿Que estamos buscando? Contar con el asesoramiento de un agente de viajes nos puede facilitar elegir las vacaciones perfectas.

 

Esta nota fue publicada en la edición de Julio 2017 de la revista The North Place.